El Mensajero

La Contienda (Génesis 13:1-8; 26:18-25)

In Vida cristiana on 12 julio 2007 at 8:20 pm

Cuatro campesinos se encontraron fuera de una ciudad cuando iban de viaje. Los llamaremos los señores A, B, C, y D. El señor A y el señor B durante mucho tiempo habían estado fuertemente enojados, el uno contra el otro por causa de ciertos límites de sus propiedades, pues eran vecinos, y dichos límites no estaban claramente definidos.

Cuando A y B se vieron no se saludaron, se hicieron reclamaciones recíprocamente, comenzaron a usar un vocabulario insolente y a ofenderse de palabra. Entonces A desafió a B para que pelearan a puñetazos: A comenzó, y B devolvió los golpes… Al fin A fue derrotado, y cayó al suelo. Mientras, los señores C y D estuvieron observando el desarrollo de los acontecimientos; y aunque tenían un problema como el de A y B, y los niños de uno habían peleado con los niños del otro, el señor C dijo a D: “Señor D, yo creo que debemos orar. Vamos a orar”.

Después de la oración dijo el señor D: “Vamos a ponernos de acuerdo; para arreglar nuestro problema yo haré mi parte y usted hará la suya. Cada uno de nosotros tiene algo de razón y ha cometido unos errores en este asunto”. El señor C estuvo de acuerdo con esto, y después de haber orado otra vez resolvieron su problema; y el domingo siguiente se sentaron juntos en el templo y juntos adoraron a Dios.

Las contiendas siempre han existido y existirán, por siempre. Nadie puede quitarlas ni las quitara, son parte de este mundo. Pero según la palabra de Dios hay remedio para las contiendas. No es bueno que el pueblo de Dios viva en contiendas, el pueblo de Dios debe procurar la paz. Veamos lo que la Palabra de Dios nos enseña en esta oportunidad.

¿Quién es el que comienza las contiendas?

El arrogante (Despreciativo, ofensivo) es el que produce la contienda entre los hombres, (Proverbios 13:10; 28:25). “El león y el asno presuntuoso: de nuevo se hicieron amigos el ingenuo asno y el león para salir de caza. Llegaron a una cueva donde se refugiaban unas cabras monteses, y el león se quedó a guardar la salida, mientras el asno ingresaba a la cueva coceando y rebuznando, para hacer salir a las cabras. Una vez terminada la acción, salió el asno de la cueva y le preguntó si no le había parecido excelente su actuación al haber luchado con tanta bravura para expulsar a las cabras.– ¡ Oh sí, soberbia — repuso el león, que hasta yo mismo me hubiera asustado si no supiera de quien se trataba !Si te alabas a tí mismo, serás simplemente objeto de la burla, sobre todo de los que mejor te conocen.”

El colérico incita los pleitos, (Proverbios 15:18). El enojo no controlado y dañino puede destruir. Muchos en su enojo pueden dañar ha muchos hermanos en la iglesia.

El necio es otro que promueve las disputas, (Proverbios 18:6).

1) Los labios del loco vienen con pleito; y su boca a plaga llama. (versión Sagrada Escrituras)

2) Los labios de uno que es estúpido se meten en riñas, y su misma boca pide hasta golpes. (Traducción del Nuevo Mundo)

3) Los labios del necio son causa de contienda; su boca incita a la riña, (Versión Internacional).

El quisquilloso (delicado, exigente) suscita a la pelea, (Proverbios 26:21).

El chismoso origina las peleas, (Proverbios 26:20). El receptor de cuentos y el chismoso son los agentes de la discordia. Si ninguno recibió la calumnia en el primer caso, no se podría propagar. De aquí en adelante nuestro proverbio, “El receptor es tan malo como el ladrón.” Y nuestras leyes los tratan igualmente; para el receptor de bienes hurtados, son colgados, así como también él que los hurtó.

*”Algunas personas creerán cualquier cosa si es murmurada”.

*”Chisme es el microbio más mortal. No tiene ni patas, ni alas. Está enteramente compuesto por cuentos y la mayoría de ellos tienen aguijones que pican y arden”.

*”Vive de tal manera de que no te avergonzarías de vender el loro de la familia al chismoso del pueblo”.

El incitador es la persona que provoca a otros a caer en la contienda, (Proverbios 30:33).

El detractor ( calumniador, acusador, mentiroso) para que terminen los problemas, (Proverbios 22:10).

El hombre de corazón perverso, (Proverbios 6:12,14). El que es malvado y perverso anda siempre contando mentiras; su mente es perversa, piensa siempre en hacer lo malo y en andar provocando peleas, (VersiónDios Habla Hoy).

El carnal (1 Corintios 3:3). La contienda comienza porque se actúa como personas carnales, es decir como hombres naturales y no como espirituales. “porque todavía son carnales. Pues habiendo celos y discusiones entre ustedes, ¿no son carnales y andan como hombres del mundo? (Nueva Biblia de los Hispanos.)

¿Por qué dejar la contienda?

Porque es como soltar las aguas, y las agua sueltas es difícil detenerlas, y destruye todo lo que encuentra a su paso. La contienda es igual, (Proverbios 17:14). El que comienza la discordia es como quien suelta las aguas; Deja, pues, la contienda, antes que se enrede. Cuándo usted ve que la disputa pueda traer problemas graves salgamos inmediatamente.

Hay que dejar la contienda, porque Dios la fastidia reprueba el alma de quienes la practican. Proverbios 6:16,19: “El testigo falso que difunde calumnias y enciende rencores entre hermanos”, (Versión Nácar Colunga).

“El testigo falso que profiere calumnias, y el que siembra pleitos entre los hermanos”, (Biblia Jerusalén).

Conclusión

Filipenses 2:3 “no hagan nada por orgullo o sólo por pelear. Al contrario, hagan todo con humildad y vean a los demás como mejores a ustedes mismos”, (Nuevo Testamento Lenguaje Sencillo).

2 Corintios 13:11: “Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros”.

El hombre que evita las contiendas es virtuoso, (Proverbios 20:3).

a) Es honra del hombre evitar discusiones, mas cualquier necio puede iniciarlas, (Versión Dios habla Hoy).

b) Es una gloria para el hombre desistir de disputar, pero todo el que es tonto estalla [en ello], (Traducción del Nuevo Mundo) .

-Ángel Lagos

About these ads
  1. Esta muy bien esta refleccion es mejor ser humilde y aparterse de las contiendas

  2. AMEN DIOS ES VICTORIOSO”)

  3. Muchas gracias por tomarte el tiempo y preparar de esta manera el tema de la contienda. Me será muy útil para instruir a jóvenes, que Dios te continúe bendiciendo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

%d personas les gusta esto: