¡Feliz Navidad!

Por Carlos Rodríguez


De nuevo llega diciembre y se comienza a sentir el “espíritu navideño”. Siempre surge la pregunta acerca de si los cristianos pueden o no celebrar la Navidad. Y es que nada de esta época parece malo: se promueve la unión familiar, el perdón, el acercamiento a Dios, la práctica de buenas obras y el amor.

En diciembre de 2006 el hermano Ángel Lagos publicó en El Mensajero un artículo titulado La Navidad. Ese texto lo subimos a la página en internet de El Mensajero y es uno de los que ha recibido muchos comentarios.

Una persona que leyó dicho artículo escribió:

“Los ojos malos ven todo malo, los ojos buenos ven todo bueno y casto. No es el árbol ni es Santa Claus, eso no importa, es secundario… Lo importante es el sentimiento de amor. Qué importa si Jesús nació en diciembre o no. No nos importa cuándo, sólo celebramos su nacimiento. Sí, es cierto que son tradiciones paganas pero, ¿acaso lo hacemos siguiendo esas costumbres? Lo hacemos en un espíritu de amor y celebración del nacimiento de nuestro maestro. Ustedes y toda esta página está llena de fanatismo y el fanatismo es igual de peligroso que el satanismo”.

Comentarios

  1. No debemos confiar solo en lo que ven nuestros ojos. Antes necesitamos, si hablamos de las cosas espirituales, examinar lo que vemos a la luz de la palabra de Dios. “Escudriñad las escrituras”, dijo Jesús (Juan 5:39). O como nos escribe el autor de los Hechos, que las personas que encontró en Berea eran sabias porque investigaban las cosas para saber si eran así como se las decían (Hechos 17:11).
  2. No basta hacer las cosas con buen sentimiento: Pablo (Saulo) perseguía a los cristiano y daba su aprobación para que los mataran, y lo hacía de buen corazón (Hechos 26:11). El problema actual es que las personas han adoptado la filosofía de que “lo importante es que lo haga con amor, o de corazón, lo demás no importa”, así como escribió la persona en el comentario citado. A Dios y a Jesús sí le importa mucho que le sirva con amor, pero también le importa mucho que lo haga de la forma correcta (tomando en cuenta Su Palabra). Después de tantos siglos que han pasado ya resulta complicado separar paganismo y cristianismo, pero eso no debe relajarnos y esconder la verdad sobre el origen de la Navidad.
  3. No importa la etiqueta, si un frasco tiene veneno siempre será peligroso. Si a una botella que contenga veneno contra alguna plaga le pega una etiqueta que diga Vitamina C, es seguro que el contenido no cambiará aunque pasen mil años. La persona en el comentario acepta que La Navidad y las fiestas relacionadas con dicha celebración son de origen pagano. Pero asume que lo importante es que se haga para Dios y no con la idea de seguir las tradiciones paganas.
    Eso me recuerda cuando los hebreos construyeron el becerro de oro y dijeron que era fiesta para Dios (Éxodo 32:5). Pero Él no aceptó la fiesta disfrazada. ¿Por qué Dios aceptaría la celebración del 25 de diciembre como el nacimiento de Cristo cuando en realidad se celebra la fiesta del Dios Sol romano?
    El hermano Lagos en su artículo cita la Enciclopedia Barsa: “Esta celebración se generalizó en el siglo cuatro. Como no se conoce la fecha precisa del nacimiento de Jesús, la iglesia Católica adoptó finalmente el 25 de diciembre y cristianizó festividades paganas, que en diversos pueblos se celebraban como la fiesta del sol y los carnavales de Saturno”.
    A la fiesta pagana del Sol Invicto romano la iglesia de ese tiempo le cambió la etiqueta y dijo que era el nacimiento de Jesús. Pero esa celebración que parece buena tiene todavía sus raíces en el paganismo.
  4. Defender la verdad y descubrir la mentira le parece a muchos ojos una especie de fanatismo. Es difícil creer que una celebración que parece buena y que anima a los buenos sentimientos tenga algo malo. El problema es que la publicidad del sentimiento navideño está fundado en una mentira. La mayoría de los estudiosos aseguran que Cristo no pudo haber nacido en diciembre. Para los Fariseos y otras sectas judías Jesús era un fanático. Igual los cristianos pueden ser acusados de fanatismo.
  5. Otra persona comentó:La gente se siente bien celebrándola, dándole gracias a Dios por mandar a su Hijo a la tierra para salvarnos… En esta época la gente se olvida de las peleas, no existen enemigos. Por el contrario, hay reconciliación y amor por todas partes”. Esa actitud debería prevalecer en la humanidad todo el tiempo y no durante una temporada. ¿Debemos esconder la verdad solo porque la gente se siente bien celebrando la Navidad?
Anuncios
Publicado en Practicas religiosas
One comment on “¡Feliz Navidad!
  1. richard solis dice:

    la verdad que la fecha de la navidad es de una fiesta pagana, pero cuando es la verdadera navidad?, creo que el sentido que se le de a la celebracion es la importante por cuanto no sabemos exactamente la fecha de el nacimiento de jesus, ahora bien jesus jamas dijo que la forma de celebrarlo sea recordando una fecha, sino, haciendo su voluntad, siguiendo sus enseñanzas, adorarlo desde el fuero interno, y si estas cosas se cumplen y es ese el objetivo, no importa si es diciembre enero o abril, ademas si fueramos rigurosos la fecha , si es que la supieramos , en nuestro calendario cambiaria todos los años, por la diferencia que existe con el calendario hebreo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Temas
A %d blogueros les gusta esto: