En busca de líderes

Por Julio Rodríguez Sr.

 

Una de las tareas más difíciles para un predicador, aparte de evangelizar y cuidar de los miembros, es establecer líderes. En estos tiempos la iglesia necesita cristianos fieles, no solo comprometidos con las reuniones si no con el deseo de ser líderes. Como en todas las cosas hay factores que influyen para lograr la meta, esta no es la excepción.

El predicador
La iglesia del Señor no solo necesita miembros comprometidos y con el deseo de ser líderes, también predicadores con visión. En 2 Timoteo 2:1-2 el apóstol Pablo le encarga a Timoteo que trabaje en enseñar a otros, y que estos a su vez enseñen a otros.

Estas palabras son extensivas a nosotros como predicadores, debemos enseñar a otros la necesidad de ser líderes y más adelante ancianos en su congregación local. No es tarea fácil, se requiere preparación, tiempo, dedicación, paciencia, esfuerzo, humildad, pero sobre todo DESEO. La Iglesia del Señor no va a crecer en espiritualidad si como predicadores descuidamos capacitar a los líderes. El predicador, evangelista o líder, no es, ni debe ser tomado como alguien de rango superior ante los hermanos, debe de ser un siervo. El ejemplo lo tenemos con Jesucristo (Mateo 20:28, Marcos 10:45). Hermano predicador o evangelista, le animo en el nombre del Señor que si está descuidando esta área, comience a trabajar en ella ahora.

El cristiano
Cada uno decide qué quiere ser: miembro activo o inactivo. Cada congregación necesita cristianos activos. Lamentamos cuando nuestra congregación no crece, eso trae desánimo espiritual. Pero pregúntese, ¿qué estoy haciendo para que la congregación crezca? Alguien escribió en un libro que hay tres cosas sumamente duras: el acero, el diamante y reconocer nuestros errores. Estoy de acuerdo. El crecimiento y fortalecimiento de una congregación depende del trabajo del predicador o evangelista y los miembros.

Si como miembro no estoy haciendo nada bueno por la obra del Señor y solo critico, ¡Cuidado! Porque no estamos dando el fruto que Dios espera (Juan. 15:2). Es muy fácil pensar que alguien puede hacer el trabajo que a mí me corresponde, es un error. El predicador tiene su responsabilidad y usted como miembro la suya.

Conozco la historia de un padre que tenía tres hijos, dos vivían en la misma ciudad de su padre y el otro en una ciudad lejana. El padre murió. Uno de los hermanos que vivía en la misma ciudad pensó que el otro hermano le avisaría al hermano que vivía lejos, pero el otro pensó lo mismo. Al terminar el funeral se preguntaban por qué nuestro hermano no vendría al entierro. Cuando todo pasó se preguntaron uno al otro, entonces se dieron cuenta que uno creía que el otro haría el trabajo de llamar a su hermano. Esto enseña que cada uno debe hacer el trabajo que como cristiano le corresponde (Efesios 4:11-13, 15-16).

Como cristianos debemos estar contentos, pero nunca conformes, ya que Pablo, escribiendo a los Corintios, dice “…creciendo en la obra del Señor” (1 Cor. 15:58).

Hay un escrito muy antiguo que le animo a leer con cuidado:

No es mi trabajo
Esta es la historia de cuatro personas llamadas: Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie. Había un importante trabajo que hacer y Todos estaban seguros que Alguien lo haría, Cualquiera pudo hacerlo, pero Nadie lo hizo. Alguien se enojó porque era el trabajo de Todos. Todos pensaron que Cualquiera pudo hacerlo, pero Nadie se dio cuenta que Todos no lo harían.

Esto concluye en que Todos le echaron la culpa a Alguien cuando Nadie hizo lo que Cualquiera pudo hacer.

En toda institución el liderazgo es importante, pues de este depende el crecimiento o estancamiento. Si es importante en el campo material, imagine en el aspecto espiritual. La Iglesia de Cristo necesita cristianos con visión de liderazgo, dinamismo y entrega. Líderes que brillen por su entrega en el servicio de Dios.

Varones que sepan lo que hay que hacer y que estén seguros que se hará. Como líderes debemos estar dispuestos a colaborar según nuestra capacidad. Todo lo que hagamos, hagámoslo con ánimo, sabiendo que es para el Señor (Colosenses 3:23).

Dios nos ayude a entender la urgencia de buscar líderes. Como predicadores luchemos por ser buen ejemplo, teniendo la visión y el deseo de capacitar líderes para que sigan cuando nosotros ya no estemos.

Anuncios
Publicado en Evangelista
2 comments on “En busca de líderes
  1. Apreciable Ana, agradesco tu comentario al respecto. Es cierto que Cristo tiene la capacidad, el poder y el hacer de liderar su iglesia. Pero recuerda que él se rodeó de 12 personas que fueron capacitadas para seguir con la tarea que nuestro bendito salvador había empezado. Y en Mateo 28:16-20 les da una comisión y esta fue: Id y hacer discípulos bautizarlos y después enseñarles a que guardaren todas las cosas. Dios nos ha dejado el patrón por el cual podemos ser salvos, pero el cristiano es quien tiene que predicarlo. Romanos 10:14 “¿Como, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?”. Es necesario que haya personas que tengan el deseo de llevar el evangelio a los perdidos. Es la razón por la cual hablo de la necesidad de preparar líderes que tengan ese deseo de llevar el estandarte de la fe al mundo para que conozcan que hay alguien que los ama y que murió en la cruz del calvario por sus pecados. Ya en 2 Timoteo 2:1-2 tenemos el ejemplo de lo que Pablo había aprendido de Cristo. Capacitar a otros para que el evangelio sea predicado hasta lo último de la tierra. Espero que esto te ayude a entender la necesidad de cristianos comprometidos. Si aún hay dudas, por favor comunícate conmigo a esta dirección de correo juliojr1954@yahoo.com o entra a la página de la iglesia.
    http://www.iglesiadelnuevotestamentoengarland.org
    Que Dios te bendiga
    Julio Rodriguez Sr.

  2. Ana dice:

    MIS QUERIDOS CRISTIANOS existe una realidad inegable y es nada mas que ni tu ni yo ni los que leen lo que compartimos, tenemos poder para transformar a alguien, esta en las manos de Dios nuestra vida y la de todos, asi que si la meta para una iglesia es capacitar lideres para crecer entonces la tarea toma un giro humano donde el poder se centra en el liderazgo y la calidad del mismo. Jesus mismo puede liderar nuestra iglesia y capacitar lideres y aun Jesus veria falta de fe en la gente para volverse a Dios y tambien veria a muchos irse de la iglesia y lo vemos en su ministerio de los doce hombres que le siguieron y lo abandonaron a la hora de la prueba dificil. Dios no nos llama a formar iglesias, nos llama a caminar bajo su voluntad con la ayuda del Espiritu Santo y el ejemplo de Cristo, revelado en las escrituras (Biblia) asi que no te extrañes de que las personas que nos llamamos cristianos no nos diferenciemos de los que no lo son pues si no oramos y leemos la Biblia todos los dias, de la misma forma que vemos la television, chateamos, etc Dios no hara su obra si no nos llenamos de el, y nos engañamos pensando que somos seguidores de Jesus cuando no lo conocemos, y estamos adorando y siguiendo a un Dios que hemos creado nosotros mismos, estamos siendo idolatras y por eso en nuestras congregaciones cada vez vivimos en pecados de caracter recurrentes y de otra indole tambien. Asegurate que los mienbros de la iglesia caminen con Dios y Dios hara el resto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Temas
A %d blogueros les gusta esto: