1 Corintios7:1-16

V. 1

Los corintios le habían escrito a Pablo sobre algunas preguntas del matrimonio. Primeramente, ellos querían saber si un cristiano debía casarse. La respuesta de Pablo: “. . . bueno le sería al hombre no tocar mujer” (V.1). Otra versión dice, “Es bueno que el hombre no se case” (NVI). Pero en Gé.2:18 dice: “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”. Pablo dijo que sería mejor que el hombre no tocar mujer, pero Dios dijo que no era bueno que el hombre estuviera solo. ¿Por qué Pablo dijo que era bueno que el hombre no se casara? La respuesta está en 1 Corintios 7:25,26 que dice: “En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel. 26Tengo, pues, esto por bueno a causa de la necesidad que apremia; que hará bien el hombre en quedarse como está”. La Reina Valera Actualizada dice: “Pues, a causa de la presente dificultad, bien me parece que al hombre le sea bueno quedarse como está” (I Co.7:26). La Nueva Versión Internacional dice: “En cuanto a las solteras, no tengo ningún mandato del Señor, pero doy mi opinión como quien por la misericordia del Señor es digno de confianza. Pienso que, a causa de la crisis actual, es bueno que el hombre se quede como está” (I Co.7:25,26). Los corintios estaban pasando por un tiempo de crisis y de persecución; por eso, la vida cristiana habría sido más fácil para los solteros.

Pablo le escribió a Timoteo y le dijo: “Quiero, pues, que las viudas jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa; que no den al adversario ninguna ocasión de maledicencia” (1 Ti.5:14). Algunas personas tienen que casarse por necesidad. Pablo dijo: “Pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando” (1 Co.7:9). Este versículo está hablando de personas que tienen derecho de casarse según las escrituras.

Para quedarse sola, una persona tiene que tener el “don de continencia”. “El don de continencia” es el don del dominio sexual. Uno que lo tiene, puede abstenerse de los deseos carnales. Se puede controlar los deseos sexuales. Jesús habló acerca de este don también. El dijo: “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera. Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse. Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. 12Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba” (Mateo 19:9-12). Jesús dijo que “No todos son capaces de recibir esto” o sea, no todos tiene el don de controlar los deseos sexuales. Los “eunucos” pueden ser una persona que nació sin la habilidad de tener relaciones sexuales; puede ser hombre castrado; o una persona que tiene el don de abstenerse de relaciones carnales.

Si un cristiano no tiene el don tiene que casarse según 1 Corintios 7:9. “Es mejor casarse que quemarse con pasión” (NIV). “Es mejor casarse que estar encendidos de pasión” (TNM). “Más vale casarse que consumirse de pasión” (VP). Los corintios querían saber si era lícito que una persona se casara. La respuesta de Pablo: Si, es lícito, pero por la crisis en aquel tiempo, no era conveniente.

V.2

Para evitar la fornicación (inmoralidad sexual), cada uno de nosotros debemos tener nuestra propia esposa o marido. Según este versículo, cada uno de nosotros podemos tener nuestra propia esposa (no dice, “propias esposas” o sea la poligamia no es permitida bajo la edad cristiana). Pablo escribió: “Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor” (1 Tes.4:3,4).

V.3, 4

El marido y la mujer tienen que cumplir su deber conyugal. La esposa no puede negarse el cuerpo a su marido, ni el marido a ella. En el matrimonio, la esposa no es la dueña de su propio cuerpo, ni es el marido el dueño de su propio cuerpo. Ninguno de los dos cónyuges debe dejar de someterse a los deseos sexuales normales del otro.

V.5

Aquí, tenemos la única razón por la cual la esposa y el marido pueden negarse el uno al otro en relaciones sexuales. Si los dos quieren posponer las relaciones sexuales por algún tiempo, entonces pueden dedicarse a la oración.

Pero no debemos separarnos por demasiado tiempo, porque Satanás puede tentarnos a causa de nuestra incontinencia. “Incontinencia” existe cuando uno abstiene de relaciones sexuales. Por ejemplo, cuando uno está separado de su esposa por mucho tiempo, se hace más débil vencer las tentaciones sexuales de Satanás.

V.6-8

Las palabras que Pablo dijo que no eran mandamientos están en:

v.1 “. . . bueno le sería al hombre no tocar mujer”

v.7 “Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo”

v.8 “bueno les fuera quedarse como yo”

La razón que Pablo no pudo dar mandamiento aquí es porque cada persona tiene su propio don, y no todos tienen la habilidad de abstenerse (contenerse) de los fuertes deseos carnales. Por eso, aquí tenemos una de las razones por las cuales Dios nos permite casar.

V.9

Si no podemos controlar nuestros apetitos sexuales, debemos casarnos. Es mejor casarnos que quemarnos de pasión.

V.10, 11

El Señor Jesucristo les mandó a los cristianos que no se divorciaran (Marcos 10:9). Aquí, Pablo citó el mandamiento de Jesús. Entonces si divorciamos, hemos cometido un pecado público. Un cristiano no debe divorciarse de su cónyuge, porque es pecado, pero si lo hace, tiene que quedarse soltero o casarse de nuevo con el mismo (o la misma).

Si un cristiano decide que no puede vivir más con su cónyuge, entonces puede divorciarse, sin casar con otro. Pablo dijo: “Mando, no yo, sino el Señor” En Mateo 19:6, 9, el Señor dijo:”Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. . . Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”. La Nueva Versión Internacional- “Les digo que el que se divorcia de su esposa, excepto por infidelidad conyugal, y se casa con otra, comete adulterio”.

Pablo y Jesús hablaban de dos cristianos. Jesús no habló nada de un cristiano casado con incrédulo, ni el matrimonio de dos incrédulos.

V.12, 13

“Los demás yo digo, no el Señor”. Aquí, Pablo estaba mostrando que Jesús no habló sobre los matrimonios mixtos. Jesús, en Mateo 5:32; 19:9, Marcos 10:11, 12 y Lucas 16:18, habló de los matrimonios de dos hijos de Dios, o sea dos cristianos. Puesto que Jesús no habló acerca del matrimonio de un cristiano casado con una incrédula, entonces no dio leyes para personas incrédulas.

En este versículo, Pablo habló sobre una pareja no cristiana, y uno de los dos se hizo cristiano. Entonces esto significa que los cristianos se habían casado antes de la obediencia de uno de los dos. En otras palabras, la Biblia no permite que un cristiano se case con un pecador del mundo. Si uno está casado con una incrédula, no debe divorciarse si ella quiere vivir con el cristiano.

¿Es lícito que el cristiano se divorcia de la incrédula o visa versa? La respuesta: “Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone”. ¡No es algo opcional!

V.14

El matrimonio de una cristiana con un no cristiano está santificado o sea está separado como una unión santa en los ojos de Dios. Los hijos no son inmundos por la influencia del evangelio. Estos versículos enseñan que los incrédulos serán salvos por medio de su esposo o esposa. Solamente, significa que el matrimonio es aceptable antes Dios.

Parece que los judíos convertidos pensaban que un matrimonio entre un incrédulo y un cristiano sería inmundo. Por ejemplo, una vez los israelitas se casaron con mujeres de otras naciones que no eran judías (Esdras 9:10-12; 10:3). Los israelitas habían pecado porque se casaron con gente inmunda. Ellos tenían que dejar a las mujeres inmundas y los niños inmundos (Esdras 10:3).

Entonces, parece que los judíos en Corinto pensaban que era contra la voluntad de Dios quedarse casado con una mujer mundana. Pablo dijo: “el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido”. Esto significa que Dios reconoce este matrimonio como limpio y aceptable; por eso, los niños no serán inmundos, sino santificados.

Pablo no estaba hablando de un cristiano que se casó con una incrédula. Sin embargo, habló de una pareja incrédula que estaba casada y uno de ellos se hizo cristiano. Pablo dio instrucciones para la persona llamada en una condición o situación particular, y por eso, él dijo: “Cada uno en el estado en que fue llamado, en él se quede” (1 Co.7:20). No estaba dando instrucción para arreglar los matrimonios de cristianos que se casaron con los no cristianos.

Hay un punto interesante en este texto: Si los cristianos de Corinto tenían la idea que podían casarse con los no cristianos, entonces ¿por qué estaban tan preocupados los que se hicieron cristianos que estaban casados con los no cristianos? Además ellos pensaban en divorciarse de los no creyentes. En realidad, no tenían ni en la mente que era correcto en casarse con un no creyente. Ya que ellos pensaban en divorciarse de su cónyuge que tenía antes de hacerse cristiano, ¿cómo podían haber tenido tal idea que podían casarse con un no creyente?

V.15

Si el incrédulo no quiere vivir bajo la influencia del evangelio, entonces se puede divorciar y la cristiana no le está obligada quedarse con él. El hermano o la hermana queda en libertad.

Vincent escribió: -“No está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre” Una fuerte palabra, indicando que cristianismo no ha hecho el matrimonio un estado de esclavitud para los creyentes. Compare la palabra griega traducida “está ligada”, ver.39, una palabra más suave. El significado claro es que la deserción voluntaria por el esposo incrédulo o la esposa incrédula deja libre al otro cónyuge. Tales casos no son comprendidos en las palabras de Cristo”. (Estudios de Las Palabras del Nuevo Testamento por Vincent, Volumen 3, Pág.219. Vs. 15).

Foy E. Wallace, Jr. Escribió- “Si el pasaje aquí no se refiere al servidumbre del matrimonio, entonces el creyente siempre estaría en servidumbre a ello .. . . Si no significa que el creyente en estas circunstancias está libre para casarse, entonces no puede significar nada, porque si él que está involucrado, no estuviera totalmente libre, el servidumbre siempre existiría”.

R.L. Whiteside- “Si sus acciones en el futuro están limitadas en cualquier manera por su matrimonio anterior, entonces él está todavía ligado a ese matrimonio — está sujeto a servidumbre. Para mí, el lenguaje significa que el hermano o la hermana está libre como si él o ella nunca hubiera sido casados. ¿Qué más puede significar el pasaje?”

V.16

Si estamos casados cuando obedecemos el evangelio, no debemos divorciar a nuestra mujer o marido (V.13). Debemos vivir en una manera santa para convertirlos (1 Pedro 3:1). En versículos 17-24, Pablo nos está diciendo que hay algunas cosas que no debemos cambiar cuando obedecemos la palabra de Dios. Algunas cosas no son pecados; por eso, no tenemos que dejarlos.

-Por Tony Melton

Anuncios
Publicado en Corintios (comentario)
7 comments on “1 Corintios7:1-16
  1. mdsc dice:

    Yo tengo 21 años sin novia y me siento bien, eso está bien?

  2. Pep Montani dice:

    Acorde a su antigüedad, la biblia es misógina. Pablo también lo era. Sus posturas, son indefendibles. Algunos ejemplos:
    -”bien es al hombre no tocar mujer (1Corintios 7:1). Es decir, toleraba el matrimonio, sin embargo, como un mal menor, para evitar la fornicación, no en favor de la familia ó de tener hijos.
    – “Porque Adán fue formado el primero, después Eva; Y Adán no fué engañado, sino la mujer,siendo seducida, vino a ser envuelta en transgresión” (1 Timoteo 2:13-14).
    - Dijo que el varón es la cabeza de la mujer, y ordenó a las mujeres (no
    a los hombres) que se cubrieran la cabeza (1 Corintios 11:3-5).
    – Dijo “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley dice. Y si quieren aprender alguna cosa,
    pregunten en casa a sus maridos; porque deshonesta cosa es hablar una mujer
    en la congregación” (1 Corintios 14:34-35).
    – Pablo dice a las mujeres que se sometan a sus maridos (pero ni una sola vez se dice a un marido que se someta a su esposa, como se lee en Efesios 5:22-23; Efesios 5:33; Colosenses 3:18.
    – La razón de su machismo se revela aquí: “Porque Adán fue formado el primero, después Eva; Y Adán no fué engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino a ser envuelta en transgresión (1 Timoteo 2:13-14).
    – Y en Lucas 2:23 vemos: ”Todo varón que abriere la matriz, será llamado
    santo al Señor”. (las mujeres, por lo visto, no cuentan).
    – Apocalipsis 14:3-4 dice:” … y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos
    ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales fueron comprados de entre los de
    la tierra. Estos son los que con mujeres no fueron contaminados; porque son
    vírgenes…”
    – Pablo (quien nunca se casó) es claro: “bien es al hombre no tocar mujer (1Corintios 7:1).

    • Abaddon dice:

      No se trata de un odio hacia la mujer, al contrario, habla de la verdadera naturaleza de la condición humana, el hombre y la mujer fueron creados para servir a Dios, y, a su vez, para servirse mutuamente el uno al otro, el hombre debe trabajar para traer el pan a la mesa y la mujer debe atender el hogar y los hijos si es que los hay, pero hoy eso ya no existe más, se han perdido los verdaderos valores y hoy el mundo está como está por ello.

  3. Ruth dice:

    La ley no une nada, es sólo la objetivación legalizada de un simple compromiso contractual. Habláis del matrimonio con los ojos, pero el matrimonio real es la unión de la naturaleza mística de dos seres humanos, de un hombre y una mujer -varón/varón, mujer/mujer no es viable en el ser humano-. Esta unión, que no se inicia en el Cielo sino que se consuma en El y en el Cielo, está destinada a ser una fusión perfecta de dos almas que nada ni nadie puede desunir, anular o revertir. Toda buena noticia es esperanza evangélica derramada por mensajeros del Cielo.

  4. ivan cosme dice:

    Es mejor casarse queestarse quemando.

  5. magnate dice:

    Quizás la vida de casados es muy complicada y llena de frustraciones que al final lo único bueno que queda son los hijos. Muchas veces uno es muy feliz con sus hijos pero infeliz con su pareja, qué dilema.

    Tal vez por eso Pablo mencionó ello así de esa manera, porque estando solo se evitó esas molestias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Temas
A %d blogueros les gusta esto: